El miedo a perder el tiempo

Vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir
Carl Honoré

 

Nuestra cultura nos inculca el miedo a perder el tiempo. Es una gran paradoja, porque mientras, por un lado, tenemos miedo a perder el tiempo, por el otro es precisamente la aceleración la que nos hace desperdiciar la vida. ¿Qué nos pasa? Pues podríamos estar hablando de “la enfermedad del tiempo”…

Larry Dossey,  autor y médico estadounidense, en 1982 acuñó el término enfermedad del tiempo para definir la creencia que tienen muchas personas de que el tiempo está siempre escapando, que nunca hay suficiente, y que tienes que ir cada vez más rápido para mantenerte.

¿Qué creéis? ¿Se podría diagnosticar a mucha gente con esta enfermedad? Muchos padres y madres están obsesionados con que el tiempo se aleja y tienen que pedalear cada vez más rápido. Pero, yo me pregunto… ¿para qué?

 

La gestión del tiempo

La gestión del tiempo es un tema que preocupa mucho en nuestra sociedad actual. A veces el tipo de vida resultado de estar siempre luchando contra el reloj, acaba produciendo problemas físicos reales, como el estrés, la ansiedad, el insomnio, el agotamiento, etc.

Los horarios, las agendas, las fechas límite y la rapidez con que debemos hacer nuestro trabajo y las tareas cotidianas, se contagia a todas las áreas de la vida. Y cada vez nos reunimos menos nuestros amigos y familiares, o estas reuniones cada vez duran menos. La sensación de que el tiempo vuela nos convierte en personas impacientes, que no saben escuchar ni disfrutar del momento presente.

 

El culto a la velocidad

La velocidad es una manera de no enfrentarse a lo que le pasa a tu cuerpo y a tu mente, de evitar las preguntas importantes… La mayoría de personas viajan constantemente por el carril rápido, cargados de emociones, de adrenalina, de estímulos, y eso hace que no tengan nunca el tiempo y la tranquilidad que se necesita para reflexionar y preguntarse qué es lo realmente importante.Este culto a la velocidad, además de afectar a la salud, también nos hace más infelices, menos productivos. Pero la buena noticia es que podemos cambiar eso: se puede moderar el ritmo de vida y llegar a ser incluso más productivos gracias a ir un poco más despacio.

Déjate de preocuparte tanto por el tiempo e intenta gestionar mejor donde pones tu atención. ‘¿Pero cómo?‘ te preguntarás, pues tomando tus propias decisiones sobre lo que hacer en cada momento de tu vida, eso es, poniéndote en el asiento del conductor.

Se trata pues de conocer nuestros compromisos, nuestros objetivos, simplificarlos, aclararlos y tomar decisiones sobre ellos, equilibrando todas las áreas de responsabilidad: vida familiar, ocio, bienestar, trabajo, etc.

“La mejor manera de aprovechar el tiempo no es hacer la máxima cantidad de cosas en el menor tiempo, sino buscar el ritmo adecuado para cada cosa”.

Reaprender el arte de disfrutar

Hace falta cambiar nuestra relación con el tiempo: el tiempo no es el enemigo, es la esencia misma de la vida, y debemos aprender a convivir con él e incluso a disfrutar de él.

Mi consejo es que en vez de mirar de reojo el reloj con desaprobación cada vez que las cosas no se hacen “en su momento”, relájate y tómate las cosas con más calma. Te darás cuenta de que la lentitud te aporta tranquilidad, un ritmo más pausado te permitirá ser más creativa, encontrarte mejor y poder conectarte con el placer y con los demás.

Disfruta de una buena comida lenta. Saborea un buen libro. Apaga el móvil y disfruta del placer de estar con tu familia, conecta con ellos y con tus amigos, con tu pareja, ofréceles presencia real. Disfruta de un trabajo bien hecho, tranquilamente pero con pasión y precisión.

Deja de pelearte con el tiempo y disfrútalo!

Este es el primer paso para vivir en familia de una forma más calmada y salir de la rueda de las prisas y la velocidad: darse cuenta y querer cambiar! Vale la pena 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s